Ritos reúne el archivo y material audiovisual de cinco actos performativos desarrollados durante RITUAL, residencia de producción artística, gestionada por la plataforma independiente satis.FACTORY. Esta residencia une las prácticas curatoriales con las artes escénicas mediante una colaboración entre la curadora Erika Martin y lxs intérpretes Ana María Moreno, Susana Vargas, Estefania Dondi, Laura Murillo y Adrián Arriaga. Juntes han llevado un proceso de creación colaborativo desde noviembre del 2020, junto con la colaboración de: Gabriel Araya Herrera (asistencia técnica), Olman Torres (documentación fotográfica), Juan Tribaldos (documentación fotográfica y audiovisual en __temporal) y Gustavo Abarca  (documentación audiovisual). 

Las obras creadas surgen de un proceso metodológico que ritualiza la experimentación y los procesos de creación, para potenciar el work in progress a través de la retroalimentación colectiva. Los ritos de Ritual proponen un híbrido audiovisual y escénico bajo el formato de una secuencia de instalaciones site specific que pretenden generar un diálogo entre lo escénico, lo audiovisual y lo performativo, por medio de un juego entre el espectador, el espacio, las imágenes y el uso de dispositivos tecnológicos. Se crean instalaciones que invitan al público a ser un cuerpo activo que observa, escucha y reflexiona sobre qué es un ritual y cómo este se puede abarcar desde la performatividad.

Los ritos expuestos juegan con la noción del ritual y el performance, y se desarrollaron durante un proceso extenso, colectivo, de prueba y error, que les permitiera por medio de su ritual profundizar en la incertidumbre, la soledad, la ficción, el duelo, la fantasía, la liminalidad y la alucinación. La exposición propone un recorrido por cinco ritos en donde el cuerpo es la principal herramienta performativa, con el que lxs intérpretes experimentan la cinematografía, la actuación, lo sonoro y el movimiento. A su vez, la muestra es acompañada por un proceso de investigación que toma como punto de partida las siguientes interrogantes:

i. ¿Cómo documentar, transformar y re-dirigir las experiencias escénicas en formatos expositivos?

ii. ¿Cómo ver, vivir o sentir lo performativo más allá del performance? ¿Se puede “exponer” un performance?

iii. ¿Qué otras posibilidades surgen para lo performativo bajo formatos expositivos para mediar, confrontar e interactuar con el espectador?