Ritual es una residencia de producción artística, la cual transcurre de 1 a 8 meses, se da por medio de invitación personal, opera desde la plataforma de satis.FACTORY project.os, e intenta manifestarse como un proceso comunitario, horizontal y de escucha para todas las personas involucradas. Busca librar los procesos creativos de la presión del tiempo y la demanda capital, y a su vez crea una dinámica continua basada en procesos íntimos y solidarios, construidos desde la comunicación, el trabajo en equipo, la maximización de los recursos a mano, la crítica constructiva, y en beneficio del trabajo e intereses de los y las artistas residentes. El proyecto satisface la necesidad por una cultura interdisciplinaria, abriendo un espacio que impulsa procesos de investigación y creación con el fin de generar intercambios transversales que enriquecen tanto a los y las artistas, como a sus resultados. Las actividades que transcurren dentro de la residencia, involucran a los y las residentes en el proceso del otrx, para así lograr que se expongan, sensibilicen y creen conjuntamente; de manera que surge una comunidad temporal, que da luz a un canje tanto cultural, como práctico y de conocimiento.Surge como un proyecto de resistencia durante un momento incierto, infértil y escaso de oportunidades laborales para las artes vivas, a raíz de la crisis global ocasionada por la COVID-19. 

Desde la curaduría y la gestión se plantea desarrollar una metodología para artistas de mediana carrera cuyo enfoque parte de visibilizar y crear nuevos canales de interdisciplinariedad para que el work in progress tenga tanta importancia como la obra misma; logrando crear durante este período un intercambio de saberes y experiencia en relación a la práctica de las artes vivas. El proceso va acompañado de interrogantes como: ¿qué es un ritual? ¿cuáles son nuestros rituales? ¿cómo habitar el tiempo desde el rito y el cuerpo? Preguntas que nos han llevado a contemplar cuáles pueden ser los resultados y/o posibilidades de una curaduría performativa, enfocada en la acción desde lo procesual, la interacción, el cambio y la concientización del otro <-> curador <-> artista <-> público <-> espectador.  

Su versión piloto (Ritual 0.01) transcurre de Noviembre del 2020 hasta agosto del 2021, y buscó unir las prácticas curatoriales con las artes escénicas por medio de la colaboración entre la curadora Erika Martin y lxs artistas escénicos Ana María Moreno, Susana Vargas, Estefania Dondi, Laura Murillo y Adrián Arriaga.