satis.FACTORY es una plataforma y espacio cultural mutante, autogestionado y multifacético, comprometido con apoyar y gestionar la creación artística intergeneracional y multidisciplinaria centroamericana. Como proyecto se pregunta y explora constantemente ¿qué es el arte? ¿un medio, un verbo, una idea, un producto, una acción..?, mientras que como espacio físico opera de manera híbrida posibilitando la comercialización artística sostenible, así como la apertura a espacios de investigación sin fines de lucro. Como proyecto busca el accionar comunitario y de mutuo beneficio, mediante acuerdos transparentes y consensuados, e intenta unir diversas voces, lenguajes y prácticas artísticas.

Nxs interesa aprender y educar desde la práctica y el error, colaborar con personas de diversas disciplinas, y abrir un espacio para crear experiencias participativas, de accionar colectivo, que fomentan el pluri-aprendizaje. Por otro lado, abrimos el espacio a la autogestión como alquiler temporal para emprendimientos o proyectos afines.

N_s interesa …

  • Operar como un organismo vivo cuya plataforma digital aporte a la investigación, profesionalización y comercialización de las artes en Centroamérica.
  • Ser un punto de encuentro para el diálogo, la crítica constructiva y la retroalimentación interdisciplinaria.
  • Ser flexibles ante las necesidades de las personas que confluyen en nuestra comunidad.
  • Ofrecer un espacio de cuido e inclusión para todas las personas cuya visión y expresión concuerdan con nuestros valores y objetivos.

Historia

satis.FACTORY nace en junio del 2013 como una feria de arte en casa. En su primer volumen, apuntó a dos acepciones: instrumentar un proceso ferial en un espacio doméstico y fomentar el consumo y la demanda del arte y diseño hecho en Costa Rica. Entre el 2013 al 2019 gestionó y produjo 5 volúmenes bajo el concepto de feria en casa nómada, con el fin de exponer y comercializar el trabajo de más de 30 participantes del sector de las artes visuales, diseño de moda, producto y mobiliario; cada experiencia efímera (“pop up”) existía durante un tiempo limitado (3 a 5 días), habitaba diversos espacios y ofrecía una experiencia cultural que vinculaba el arte y el diseño con la música y la gastronomía.

Desde el 2019 habita un espacio físico en Barrio Escalante, donde confluyen curaduría, reflexión, alimentación y retroalimentación de quienes visitan o trabajan allí. Es un proyecto dirigido y fundado por Erika Martin, que se sostiene gracias a una red de apoyo y a la participación de numerosos colaboradores y colaboradoras de diversos sectores del arte.

Desde el 2020, el artista escénico y gestor cultural, Gabriel Araya Herrera es colaborador constante de satis.FACTORY, como editor de textos y asistente curatorial.

ABOUT US

satis.FACTORY is an independent and self-managed art space and digital platform. It functions as a living organism, in constant change and mutation, reactive and flexible to the needs of those who are part of its community. It is an open and active space for independent art workers to greet, engage and market their work. Its mission is to offer a horizontal space for dialogue, care and inclusion for those whose vision and forms of expression are consistent with our vision and values. From 2013 to 2019 it functioned as a yearly pop-up fair/market that gathered and helped foster demand for locally made art and design. This brief encounter brought together more than 30 local artists, whose artwork spanned from: visual arts, product design, fashion, music and culinary arts.As a positive consequence of the Covid-19 pandemic, satisFACTORY transformed into a multifaceted platform and venue, committed to supporting and managing intergenerational and interdisciplinary artistic creation. It now constantly asks and explores what is art? A medium, a verb, an idea, a product, an action, a market…?, while as a space it seeks community action and practices. Its primary goal is to work as a space for mutually beneficial, transparent and consensual agreements between all parties involved. It exists and survives thanks to the collaboration and exchange between a wide range of people from diverse communities and disciplines.